No hay nada tan esencial en nuestra existencia como tener un sentido propio, descubrir quién eres no debe ser una tarea tediosa, solo basta aprender a tener confianza en ti misma para enfrentar con buena actitud cada día.

como ser yo misma

Así que solo habrá una persona capaz en el mundo que se convertirá en su fiel compañera, trata de ser amable con ella porque así comprenderás mejor la relación que se tienen, y es que esa persona no es otra sino tú misma.

Recuerda que la confianza se crea y forma parte de tú vida. Considera que si hay algo sobre ti que quieras mejorar, solo tienes que hacerlo por ti y ya. Es posible que debas aprender a cómo ser tu misma con las siguientes herramientas.

Confía en ti

Muchos ocasionalmente pueden perder el contacto con su yo interior, se dejan influenciar por las apariencias de los demás para así crear falsas interacciones y olvidan realmente quién es, y en algún momento de la vida, se sienten perdidas.

A veces puedes llegar a un punto en que no sabes que te gusta y cómo te gustan las cosas, prácticamente pierdes autenticidad por complacer a los demás.

Entonces lo que debes hacer es cambiar esos malos hábitos y ponerte en contacto con tu yo interior, dejarte llevar por tus propias pasiones, por tus propios criterios y valores.

Necesitas tomar el tiempo que sea necesario para conocerte, comprenderte y aceptarte tal cómo eres, porque realmente eres una persona maravillosa ante el universo.

Aprecia tu autenticidad

Recuerda que el cambio no se verá de un día para otro, que librarte de las caretas y ser auténtica como los demás no es tan simple, y este es el problema por el cual la mayoría de las personas fracasan por querer intentar hacer todos los cambios necesarios a la vez.

Primero debes identificar cuáles son las formas en las que no eres auténtica ante las interacciones sociales.

Una vez hecho esto, es el momento de comenzar a corregirlas de una en una, despidiéndote de las percepciones de los demás, serás tú misma, realmente es más valioso el criterio que tienes de ti y no en el criterio que los demás al respecto.

Mantén la calma y sonríe

Las personas que tienen dificultades para ser ellas mismas por lo general se sienten nerviosas, ansiosas y tensas para interactuar con la sociedad e inclusive tienden a esconderse.

El secreto aquí consiste en aprender a dominar el arte de hablar contigo misma, creando así un dialogo constructivo y tranquilizador para disipar todas las emociones que te abrumen.

Deja de preocuparte, es momento de estar relajada, mantener la calma y sonreír, confiando en que todo está en orden y va bien con ser tú misma, así podrás interactuar espontáneamente con los demás.

Simplemente acepta tus imperfecciones

Como raza humana, todos somos imperfectos, tenemos la capacidad de evolucionar y aprender cada día más a ser mejores o peores personas, el aspecto físico y emocional suele ser incómodo para unos más que para otros.

Si sientes que hay algún aspecto de ti que necesitas ocultar, sencillamente tienes que aceptarlo y aprender a convertirlo en una peculiaridad positiva.

No te atormentes más, abraza y acepta cada una de tus imperfecciones, este es el primer paso y se logra aceptándote a ti misma como eres, porque eres verdaderamente inteligente y hermosa, no permitas que nadie te diga lo opuesto.

Desarrolla tú ser y sigue aprendiendo

Seguro encontrarás personas que son mejores o peores en ciertos aspectos, ya sea por su sentido, en el estilo o la forma de hablar.

Lo típico de esta situación es copiar o imitar las acciones que otros hacen, por la sencilla razón de pensar que es lo mejor para encajar, pero realmente siempre habrá oportunidades para aprender algo nuevo.

No desaproveches tú oportunidad en aprender algo nuevo cada día, experimenta con las cosas que realmente te gustan a ti, no olvides que eres suficientemente poderosa para hacer cosas nuevas que generará inspiración para otras, sigue tú propio estilo.

Acepta y aprende de tus errores

Por lo general cuando las personas fallan, hacen algo mal o cometen errores, tienen dos opciones para escoger, entre el quedarse derribados dando lástima o el levantarse para seguir luchando con más fuerzas.

El aceptar errores y fracasos, el aprender a ser responsable de nuestras propias fallas, y pedir disculpas cuando es necesario, nos enseña a ser una mejor persona.

Decirte a sí misma que todo va a estar bien, darte un apoyo moral con los éxitos anteriores te enseñará a lidiar con lo sucedido, y así continuar tomando las medidas y las mejores decisiones para no cometer el mismo error.

Así que si tienes cometiste un error, no te quedes a lamentarte, levántate y continúa porque el errar es de humanos.

Indaga más sobre ti

Las personas se caracterizan por presentar en sus rasgos emocionales, una combinación entre lo bueno y lo malo, necesitas descubrir con cuál de ellos te defines, esto te ayudará a conocerte y comprenderte mejor.

Recuera que al lograr descubrir el lado por el que te sientes identificada, no debe ser una vergüenza, al contrario, serás más consciente para distinguir entre uno y el otro.

Comienza indagando con algunos términos del cuál te sientas atraída, como por ejemplo entre lo divertida, apasionada, de mala voluntad, alocada, agresiva, bipolar, entre otros. Al ser capaz de identificarte con tus características te sentirás equilibrada.

Aceptando cambios

Existen muchas personas que dejan pasar semanas, meses y años investigando el tipo de personas que son, y cuándo descubren su verdadera identidad, ya nada tiene sentido, porque sienten que ciertas creencias son irrelevantes y cuestionan las cosas que piensan y hacen.

Pero tienes la oportunidad de hacerlo mejor, y lograr realizar un mayor esfuerzo para no hacer y repetir el mismo cuadro de ellos.

El cambio en definitiva es una parte inevitable y bienvenida de cada persona, así que acepta las nuevas experiencias en tu vida, recuerda que eres un ser dinámico, especial y única. Así que rodéate de personas positivas y con pensamientos brillantes.

Porque si vas a cambiar, que sea para deslumbrar cual mariposa.